sábado, 4 de junio de 2011

Mosquiteras, ¿para que?

Seguro que muchos os preguntáis por que estamos dando tanto la lata con el tema de las mosquiteras. Muchos tenéis gatos, y jamas se han caído por la ventana, ni se han asomado, no las necesitáis, ¿verdad? Quizás os parecemos unas alarmistas.

Todos los años, por estas fechas, comienzan las llamadas de urgencias. La mayoría de los gatos que recogemos son gatos con traumatismo severo. En estas fechas se disparan.
Y es que hace calor, y, ¿como vamos a tener las ventanas cerradas por el dichoso gato? Que no sea tonto y no se asome...si cae la culpa es suya, ¿no?


Esta es la consecuencia de una caída desde un tercer piso. Sus dueños lo llevaron a urgencias. No sobrevivió.

¿Os parece una tontería? ¿Creéis que poner unas mosquiteras son una pérdida de tiempo?
La mayoría de los gatos que recogemos son gatos que jamas se asomaban a las ventanas, que nunca subían, que ni se acercaban. Un día, un pequeño susto, una mariposa o una mosca, un pájaro, cualquier pequeña distracción...A veces sobreviven, con severos traumatismos que requieren intervención quirúrgica, tratamientos y una dolorosa convalecencia. Y lo peor, es que repiten. Hay gatos que no caen una, si no varias. ¿Y que hacen los que son responsables de su seguridad?

¿Por que es mas importante nuestra comodidad que su seguridad? . Hacer una mosquitera puede llevar apenas tiempo y vale por una vida.

¿Y que pasa con los que tienen suerte? Los que no mueren ni acaban lisiados, desangrándose en la acera mientras espera que un alma caritativa lo vea y decida hacer algo mas que apartarse de su camino...


Este es Manolo, un gato mas de los que recogemos en la calle. Su caso es el de muchos otros gatos, que aun teniendo un hogar acaban en la calle.
Y es que en verano hace calor y las ventanas hay que mantenerlas abiertas. Y así acabó Manolo perdido durante un mes. Por suerte sobrevivió y regresó con su familia, que no había dejado de buscarlo. La suerte hizo que llegase a nuestras manos cuando estábamos esterilizando la colonia en la que lo encontramos. Es un gato muy afortunado. Por desgracia es una excepción, la mayoría de las veces acaban muertos, si no por el impacto, desangrados o, desorientados y perdidos, acaban atropellados.


Manolo es un final feliz, pero por desgracia nosotras vemos finales trágicos casi a diario.
Quisiéramos que todos acabasen como el, pero por desgracia la realidad es muy distinta.

Todos se merecen ser protegidos y cuidados, nos dan cariño y compañía, nos "soportan" incluso en nuestros peores momentos, y se merecen que perdamos algo de nuestro tiempo en garantizar su seguridad.
Son seres vivos que sienten y sufren y nuestro deber es hacer todo lo que está en nuestras manos para que no terminen muertos en una acera.

No merecen estar en una estadística, si no en su hogar, entre nuestros brazos.

Se responsable.

5 comentarios:

  1. Buenos dias! Mi nombre es Mariana y tengo un gato,mi Luquitas y teneis tantisima razon en lo que decis!!!No me ha pasado a miy toco madera xq me moriría si le pasa algo a mi gato, vivo en un 4°
    piso y jamas abro los ventanales x mi gato, xq no le pase nada. Buenisima idea lo de las mosquiteras!!!!! Muchisimas gracias!!!Mariana y Lucas.

    ResponderEliminar
  2. Hola,soy Eva y tengos dos gatitos. Tengo mosquiteras en las ventanas y aunque es una planta baja y no pasa nada pero mi gatita Lore es muy lista y abre las mosquiteras sin romperlas. Yo recomendaría otro tipo de malla más fuerte, las que se usan para vallar puertas de jardín.

    ResponderEliminar
  3. Hola!!!a mi me paso con mi gata!por suerte no la paso casi nada, un herida en una almohadilla,pero la pobre mia estaba en el portal de al lado creyendo que era el suyo, intentando entrar,habia dos niñatos que pasaron de ella y mi hermano la encontro por suerte.
    a si que los de la mosquitera es muy buena idea

    ResponderEliminar
  4. Hola!! Se me ponen los pelos de punta la ver estas fotos. Yo también tengo mosquiteras pero no en todas las ventanas (tengo muchas y muy grandes) así que tengo que extremar las precauciones ... es un poco difícil pero con atención lo consigo. Espero que sea siempre así.

    Haceis una gran labor. Sois ángeles gatunos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. uff!! que pena de verdad... hace un mes una compañera de trabajo y yo encontramos un gato que se había caído de una ventana (eso sospechamos) fijándonos en las huellas de sangre dimos con un portal y llamamos con tan buena suerte que coincidió con el piso de los dueños... ese día hubo un final feliz porque el gato no se había hecho más que heridas leves pero... mi compañera ya le ha visto más veces en la ventana... lástima que los dueños no valoren más la vida de su gato.
    Saludos

    ResponderEliminar